Saltar al contenido

Como recargar y programar la Selenita

Como cargar selenita

Si estás buscando información detallada sobre cómo recargar y programar la Selenita, has llegado al lugar correcto. En este artículo, vamos a guiarte a través del proceso de recarga y programación de la Selenita, para que puedas disfrutar al máximo de esta maravillosa herramienta.

¿Qué es la piedra Selenita?

La Selenita es un mineral para ayudar a equilibrar y armonizar el campo energético de nuestro cuerpo. Funciona emitiendo frecuencias específicas que ayudan a estimular y equilibrar los chakras, mejorando así nuestra salud física, emocional y espiritual.

La Selenita es una piedra muy fácil de usar, y con un poco de práctica podrás recargarla y programarla tú misma.

¿Cómo recargar la Selenita?

La Selenita es un mineral que se recarga únicamente con la luz de la luna. Es importante tener en cuenta que no debes exponerla directamente al sol por períodos prolongados, ya que esto provocaría la pérdida de agua en su composición química y la aparición de grietas.

Para recargarla adecuadamente, se recomienda ponerla a la luz de la luna, especialmente en invierno. Antes de hacerlo, es fundamental limpiarla suavemente con un paño suave y seco, para eliminar cualquier rastro de polvo o suciedad que haya acumulado.

Una vez que la Selenita se haya recargado, estará lista para ser programada según tus necesidades y objetivos.

Es importante mencionar que este mineral es conocido por su capacidad para limpiar y purificar la energía de los espacios, por lo que es una herramienta útil para cualquier práctica espiritual o de meditación.

¿Cómo programar la Selenita?

La programación de la Selenita es muy sencilla. Simplemente sostén la Selenita en tu mano y visualiza la intención que deseas programar en ella. Si deseas equilibrar tus chakras, por ejemplo, simplemente visualiza tus chakras girando en armonía mientras sostienes la Selenita.

Después de visualizar tu intención, enfoca tu energía en la Selenita durante unos minutos. Esto ayudará a “grabar” tu intención en la Selenita.

Una vez que hayas programado la Selenita, puedes llevarla contigo a donde quieras, y utilizarla siempre que necesites equilibrar o armonizar tu campo energético.

En resumen

Recargar y programar la Selenita es un proceso muy sencillo, y con un poco de práctica podrás hacerlo tú mismo. Recuerda recargar la Selenita con la luz del sol o de la luna, y programarla con la intención que deseas.

Esperamos que esta guía te haya sido útil, y que puedas disfrutar al máximo de los beneficios que la Selenita puede ofrecer.

Himno homérico a Selene

Y a continuación, las Musas de dulce voz, hijas de Zeus, muy hábiles en el canto, hablan de la luna de largas alas.
De su cabeza inmortal se desprende un resplandor del cielo y abraza la tierra; y grande es la belleza que surge de su luz resplandeciente.
El aire, antes no iluminado, resplandece con la luz de su corona de plata, y sus rayos son claros, cuando la brillante Selene, después de haber bañado su hermoso cuerpo en las aguas del Océano, y de haberse puesto su brillante vestimenta, y de haber unido su equipo de cuello fuerte y brillante, conduce sus caballos de largas crines a toda velocidad, a la hora de la mitad del mes: entonces su gran órbita está llena y entonces sus rayos brillan más a medida que aumenta.
Así, ella es una señal segura y un signo para los hombres mortales.
Una vez el Hijo de Cronos se unió a ella en el amor; y ella concibió y dio a luz a una hija, Pandia, muy hermosa entre los dioses inmortales.
¡Salve, diosa de brazos blancos, brillante Selene, reina suave y de brillantes vestidos!

xxxii – himno HOMÉRICO a selene

Relacionados

Las 10 piedras de protección mas poderosas

Dentro del Reino Mineral hay piedras que destacan como poderosos escudos protectores contra las energías y vibraciones negativas. Estas piedras poderosas no solo te resguardan…

¿Qué cristales ayudan con los dolores de cabeza?

Los cristales son bastante populares en el mundo de la medicina alternativa debido a que se dice que pueden mejorar el flujo de energía positiva…