Labradorita Piedra de las Brujas

¿Por qué las labradoritas se relaciona con la hechicería? Pues porque se dice que los magos Merlín y Morgana usaron labradorita azul para protegerse cuando trataban con alta magia.

Para usar esta piedra correctamente, es importante que seas pura de corazón y no la uses para fines oscuros ya que no tiene esa clase de vibra.

Por esto, esta gema es un mineral que se ha utilizado durante siglos como talismán contra las energías densas y pesadas.

Labradorita en la brujería

Se cree que tiene la capacidad de bloquear energía negativa, transformarla en energía positiva y devolverla a su origen a través de la propia vibración de la piedra.

Piedra de los magos Labradorita

Sus colores eléctricos tan cambiantes en un efecto de arco iris nos regocijan y nos elevan la vibra. Son brillantes como un escudo de energía. Por esto la labradorita se considera la piedra de las brujas.

Hay varias fuentes que hacen referencia al uso de la labradorita en la brujería y la magia. Por ejemplo, en la obra “La enciclopedia de las piedras mágicas y amuletos” de Cunningham Scott, se menciona que es una piedra de protección y que puede utilizarse para aumentar la clarividencia y la percepción psíquica.

Otra fuente que menciona el uso de de este mineral en la magia es “La guía de las piedras de sanación” de Nina Llinares. En este libro se indica que es una piedra de protección contra la negatividad y que puede utilizarse para equilibrar los chakras y la energía del cuerpo. Ambos libros los tienes en amazon España.

Hay varios escritores de ficción que han utilizado la labradorita y su definición como piedra de las brujas como elemento mágico en sus obras.

Algunos ejemplos son:

  • Patricia Briggs: En su serie de libros “Mercy Thompson”, se utiliza como un talismán de protección para los personajes sobrenaturales.
  • Cassandra Clare: En su saga “Cazadores de sombras”, se utiliza como un cristal de protección contra demonios y otras criaturas sobrenaturales.
  • J.K. Rowling: En la saga de “Harry Potter”, la labradorita no se menciona específicamente, pero se hace referencia a varias piedras mágicas y cristales que tienen propiedades similares a las atribuidas a la labradorita.

¿Cómo usar la labradorita en hechizos?

Las labradoritas se pueden utilizar para ayudar a equilibrar nuestra vibra.

Esto se puede hacer colocándolas en tu altar para que resuelvan las energías de los otros cristales o discretamente colocándolas en las cuatro esquinas de tu hogar para evitar que se acumule la negatividad.

También se puede utilizar para la comunicación y la reflexión. Puedes usar esta gema para amplificar la energía de otras piedras y cristales.

El propio significado de esta gema multicolor para tu vida te puede llegar en un sueño o meditando.

No desoigas un sueño donde se te aparece esta piedra en cualquier forma: pirámide, punta, collar, anillo, esfera o lo que sea. Ahí se esconde una enseñanza.

Esta gema multicolor ayuda a aclarar los pensamientos y percepciones, evitando mentirnos o equivocarnos.

La labradorita y sus propiedades… por un lado nos ayudan a equilibrar nuestros chakras y por otro lado nos estimula el área del tercer ojo del cerebro, lo que ayuda a ver nuevas posibilidades.

La piedra también te ayuda a concentrarte en estar presente en el momento, mientras elimina cualquier patrón de pensamiento negativo.

Métodos de uso en hechizos y prácticas mágicas

La labradorita es una piedra versátil que puede potenciar una amplia variedad de hechizos y rituales mágicos. Aquí te presentamos algunas formas creativas de incorporar esta poderosa gema en tu práctica espiritual:

a. Protección y limpieza energética: Coloca una labradorita en tu altar o espacio sagrado para protegerlo de energías negativas y densas. La piedra actúa como un escudo energético, disipando cualquier influencia nociva y creando un ambiente de paz y armonía. También puedes llevar contigo una labradorita como amuleto de protección personal, especialmente en situaciones donde te sientas vulnerable o expuesto a influencias negativas.

b. Equilibrar los chakras: La labradorita es conocida por su capacidad para equilibrar los chakras y armonizar la energía del cuerpo. Utiliza la piedra durante tus prácticas de meditación y visualización para centrar y alinear tus centros energéticos. Coloca una labradorita sobre cada uno de tus chakras principales mientras te relajas y permites que su energía sanadora fluya a través de ti. Esto te ayudará a restaurar el equilibrio interno y promoverá un estado de bienestar físico, emocional y espiritual.

c. Amplificar la energía de otros cristales: La labradorita es conocida por su capacidad para amplificar la energía de otros cristales y piedras preciosas. Combina la labradorita con tus piedras favoritas para potenciar sus propiedades mágicas y aumentar su efectividad en tus rituales y hechizos. Por ejemplo, puedes crear un collar o un brazalete con labradorita y otras piedras que te ayuden a manifestar tus intenciones o metas, potenciando así su poder transformador.

d. Estimular la intuición y la clarividencia: La labradorita es una piedra que está estrechamente relacionada con el tercer ojo, el centro energético asociado con la intuición y la percepción psíquica. Utiliza la labradorita durante tus prácticas de adivinación, como la lectura de tarot o la scrying, para aumentar tu conexión con el reino espiritual y acceder a información intuitiva. Sostén una labradorita en tus manos mientras meditas o visualizas, permitiendo que su energía te guíe hacia nuevas percepciones y comprensiones.

e. Canalizar mensajes y enseñanzas: La labradorita es una piedra que puede comunicarse contigo a través de sueños, meditaciones y experiencias sincrónicas. Presta atención a los sueños en los que la labradorita aparece de forma prominente, ya que podrían contener mensajes o enseñanzas importantes para tu camino espiritual. Mantén un diario de sueños y anota cualquier insight o revelación que recibas mientras trabajas con esta poderosa gema.



Relacionado: