Carga-programacion-ambar

Limpieza, carga y programación del Ambar

Es una de las gemas preciosas más suaves y delicadas usadas en joyería. Ten esto en cuenta cuando quieras comprar un colgante de ambar.

Al llevarlo puesto el ambar amarillo puede perder su tono y palidecer, o electrizarse con la fricción, por eso las cuentas de ámbar de los collares suelen ir separadas entre ellas con nudos en el propio hilo de seda o lino. es aconsejable guardar cada pieza de ámbar por separado, y lo principal es guardarlas de forma separada a los metales (cadenas, anillos y otra joyería) de lo contrario el ámbar se enturbia.

Lo mejor es no dejar las piedras de ámbar cerca de la calefacción, ni tampoco bajo la luz directa del sol.

El ámbar no es un mineral muy estable, y para alargar su vida debería ser conservado en una cámara oscura. Al Ámbar no le gusta el agua.

Este mineraloide dorado es extremadamente sensible a los productos químicos, por lo que se debe evitar que caiga sobre su superficie cualquier cosmético.

Se puede eliminar la suciedad, el polvo y el sudor de anillos de ámbar con paño de franela humedecido con un poco de jabón neutro y agua tibia.

Para pulir el ámbar y darle brillo, humedezca un paño suave con aceite de oliva y frote con la joyería de ámbar, sin olvidarse luego de secar la pieza quitando cuidadosamente el exceso de aceite con un paño seco.

Para limpiar energéticamente el ámbar recomendamos sahumerios de incienso natural.