Joyas con Ágata

Este mineral es uno de los más llamativos por  los dibujos que tiene sobre su superficie. No he encontrado a nadie que me diga que el ágata no le gusta. No sé si será por sus suave curvas concentricas o por la energia que destila. Es un mineral que todas las que nos apasionamos por los minerales deberiamos tener en casa…  ojo, al natural, sin teñir, que en el mercado las pintan de horribles colores.

¿Qué es el ágata?

El ágata está formada por microcristales de cuarzo formando normalmente preciosos diseños bandeados.  El agata recibe su nombre por  un rio homonimo en Italia. Fue Teofrasto, mucho antes que Plineo, Solineo o Isidoro, el que categorizó este mineral tan abundate.

La leyenda del agata

En la cultura celta, este mineral se vincula con Ceridwen, diosa de la fertilidad y la muerte.

Grieta de Baco

Usos antiguos del Agata

La cultura sumeria fue, tal vez, de las primeras en utilizar el ágata para hacer artículos de joyería o sellos reales. Existe una colección con cerca de dos mil a cuatro mil copas propiedad del aniguo Rey de Ponto, Mitrídates,  que muestra a qué grado este mineral era apreciado.

Los pueblos arabes, persas y otros pueblos de Oriente proximo utilizaban el ágata, principalmente como sortijas de sellos, sobre las cuales estaba grabado un versículo del Corán, el nombre de su propietario o algún símbolo o fórmula mágica que protegía a su portador de una gran cantidad de males.

Las copas de ágata fueron también muy comunes durante la época bizantina, así como más tarde, durante el Renacimiento en Europa, la nobleza mas  pudiente las coleccionaba. Muchos museos europeos tienen magníficos ejemplares intactos a dia de hoy.

Los antiguos pobladores de america latina consideraban las ágatas como el cuerpo de los dioses. Algo mágico debia ocurrir en el seno de esta piedra energética  para que los colores estuvieran definidos en lineas de la misma manera que los arcoiris del cielo.

Los antiguos griegos tenian un gran amor por este minral y se la consideraba como la piedra de la ciencia. Plineo aseguraba que la sola contemplación de este mineral, mejoraba la salud de los ojos y mucho mejor si el agata procedia de la India, y que la piedra egipcia era remedio infalible contra las picadura de animales venenosos como escorpiones y arañas ya que tenia el color de la piel del leon. Si se metian algunos trozos en la boca calmaba la sed. Si estaban los trozos trenzados en pelos de hiena  y colgados dentro las viviendas, evitaban los problemas familiares. Y si el mineral era de un solo color, se  convertia en talisman propicio para los atletas en las competiciones.

Las ágatas del ahora tristemente conocido Aleppo, recibieron el nombre de “ágatas de ojo”, debido a que parecían literalmente ojos. Eran muy deseadas y se usaban como ojos en las esculturas de las divinidades. También se han encontrado este tipo de piedras en las cuencas oculares de las momias egipcias.

Propiedades y usos modernos del ágata

Las ágatas son piedras que se usan para asentar las energías espirituales y aportan equilibrio físico, emocional e intelectual.

Asisten a centrar y normalizar la energía física.

El ágata equilibra nuestro yin y yang de manera delicada.

Es una piedra calmante y aliviante, trabajando despacio pero sin pausa, acumulando una enorme energia con el paso del tiempo.

Sus múltiples capas tienen la posibilidad de traer a la luz información oculta.

Psicológicamente, el ágata posibilita delicadamente la aceptación de una misma, fomentando la autoconfianza desde el cariño, casi podriamos decir que con ternura, en contraposicion de la Obsidiana.

Estimula el autoanálisis y la percepción de las situaciones ocultas, trayendo a tu atención algún variación que este interfiriendo en tu confort.

Las ágatas potencian la funcionalidad mental progresando y facilitando la concentración, la percepción y las capacidades analíticas, y dirigiéndote hacia resoluciones prácticas.

El amor inmenso a la realidad que tienen las ágatas anima a expresar nuestra verdad sin vergüenza.

El ágata con cristales claros tiene la posibilidad de alentar y traer recuerdos, aunque se encuentren escondidos en el fondo de nuestra alma.

Emocionalmente, este cristal sobrepasa la negatividad y la amargura del corazón.

Sana la furia o ira interna, fomentando el cariño y el valor para volver a comenzar.

Estas piedras energéticas resultan servibles y útiles para cualquier clase de trauma emocional infantil. Nos proporcionan sensaciones de tranquilidad y seguridad, colaborando para desvanecer nuestra tensión fisica y mental.

Desde el punto de vista espiritual, el ágata nos eleva la conciencia y nos vincula con la conciencia colectiva, es decir nos unifica con la conciencia de la unidad de la vida. Anima la contemplación serena y la asimilación de las vivencias de la vida, nos ayuda con el desarrollo espiritual y nos propone un espacio interno de seguridad, de confort.

El ágata estabiliza nuestro aura, descartando y transformando dulcemente las energías negativas. Su efecto limpiador es altamente efectivo en todos los planos tanto fisicos como emocionales.

Puesta sobre el corazón, cura las patologías sentimentales dañinas que nos impiden disfrutar y aceptar del verdadero amor.

Ubicada sobre el abdomen o tomada como elixir, el ágata impulsa el desarrollo digestivo y calma la gastritis. Cura los ojos, el estómago y el útero; limpia el sistema linfático y el páncreas; hace más fuerte los vasos sanguíneos y sana los desórdenes de la piel.

LLevada en anillo favorece los negocios al volver a quien la lleva mas persuasivo, cordial, fuerte, amable y de  buen caracter.

Tipos y colores específicos de las ágatas

Además de las caracteristicas genéricas, los colores particulares tienen caracteristicas adicionales:

  • Ágata Musgosa, dendritica o merlinita: Nombre falseado para la calcedonia musgosa o dendritica.
  • Ágata Azul o agata de encaje:
  • Ágata verde Capacidad la elasticidad emocional y mental, y optimización el desarrollo de toma de elecciones. Resulta servible para solucionar discusiones.
  • Ágata rosa Apoya el cariño entre padres e hijos. Póntela sobre el corazón para que tenga el más alto efecto.
  • Ágata de Botswana como su propio nombre indica, el mayor yacimiento de este mineral está en Botswana y es increíble para todo el mundo que tenga alguna conexión con el fuego o el humo. Es beneficiosa para los fumadores y quienes quieran no fumar más. El ágata de Botswana busca resoluciones en vez de aguantar los inconvenientes. Esta ágata, comunmente, tiene nódulos u ovoides; además, es gris y por lo general tiene forma de nódulo, por lo cual se se ve al cerebro y resuena con él.
  • Ágata negra, Onix u Onice::
  • Ágata roja o cornalina:
  • Ágata blanca:
  • Ágata naranja – piel de leon: afrodisiaca
  • Ágata de fuego:
  • Ágata de ojo, agata ciclope:

Cuidados y Limpieza del ágata

Comprar joyas con ágata – Precios

Mostrando todos los resultados 1